Intel’s news source for media, analysts and everyone curious about the company.

Waymo e Intel colaboran en el desarrollo de tecnologías para conducción autónoma

La conducción autónoma pondrá fin a los errores en la conducción y creará unas carreteras más seguras para todo el mundo

 

Por Brian Krzanich

Una de las grandes promesas de la inteligencia artificial (AI) es nuestro futuro sin conductores. Cerca de 1,3 millones de personas mueren en accidentes de circulación cada año en todo el mundo – una media de 3.287 muertes al día[1], y cerca del 90 % de estas colisiones han sido causadas por errores humanos2

La tecnología para conducción autónoma puede ayudar a prevenir estos errores, ya que ofrece a los vehículos de este tipo la capacidad para aprender de la experiencia colectiva de millones de automóviles – evitando los errores cometidos por otras personas y creando un entorno de conducción más seguro.

En vista del ritmo al que se está haciendo realidad la conducción autónoma, espero plenamente que los hijos de mis hijos nunca tengan que conducir un automóvil. Esta es una idea asombrosa: algo que casi el 90% de los norteamericanos hacen a diario va dejar de realizarse dentro de una generación 3. Con un potencial tan grande para salvar vidas, estamos hablando de una rápida transformación en la que Intel está encantada de estar al frente junto a otras empresas destacadas del sector de la conducción autónoma, como es el caso de Waymo.

Los más recientes vehículos de Waymo, las minifurgonetas híbridas de conducción autónoma Chrysler Pacifica, se encuentran equipadas con tecnologías de Intel para el procesamiento de sensores, computación general y conectividad, facilitando la toma de decisiones en tiempo real para posibilitar una autonomía total en entornos urbanos.

A medida que las tecnologías de conducción autónoma de Waymo se hagan más inteligentes y cuenten con una mayor capacidad, su hardware y software de alto rendimiento requerirán una potencia informática más poderosa y eficiente. Colaborando estrechamente con Waymo, Intel puede ofrecer a su flota de vehículos la potencia de procesamiento avanzada necesaria para los niveles de autonomía 4 y 5.

Con 4,8 millones de kilómetros de conducción en la vida real, los vehículos de Waymo equipados con tecnología de Intel ya han procesado más kilómetros en vehículos de conducción autónoma que cualquier otra flota de vehículos de este tipo en las carreteras de EE. UU. La colaboración de Intel con Waymo garantiza a Intel el mantenimiento de su liderazgo a la hora de hacer realidad la promesa de una conducción autónoma y un futuro más seguro y sin colisiones.

Brian Krzanich es el CEO de Intel Corporation.

Descargar imagen en alta resolución

 

[1] World Health Organization, Road Traffic Injuries Fact Sheet, actualizado en mayo de 2017. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs358/en/

2 National Motor Vehicle Crash Causation Survey, U.S. Department of Transportation, julio de 2008, https://crashstats.nhtsa.dot.gov/Api/Public/ViewPublication/811059; y http://cyberlaw.stanford.edu/blog/2013/12/human-error-cause-vehicle-crashes

3 Federal Highway Administration, noviembre de 2014, https://www.fhwa.dot.gov/policyinformation/pubs/hf/pl11028/chapter4.cfm

 

 

 

Acerca de Intel

Intel (Nasdaq: INTC) es un líder de la industria que crea tecnologías que cambian el mundo al permitir el progreso global y enriquecer la vida de las personas. Inspirados por la Ley de Moore, trabajamos continuamente para avanzar en el diseño y la fabricación de semiconductores para ayudar a abordar los mayores desafíos de nuestros clientes. Al incorporar inteligencia en la nube, la red, el edge computing y todo tipo de dispositivos informáticos, liberamos el potencial de los datos para transformar las empresas y la sociedad para mejor. Para obtener más información sobre las innovaciones de Intel, visite newsroom.intel.es e intel.es.

© Intel Corporation. Intel, el logotipo de Intel y otras marcas de Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o sus subsidiarias. Otros nombres y marcas pueden ser propiedad de otras compañías.