Intel’s news source for media, analysts and everyone curious about the company.

Inteligencia Artificial en sanidad: Ya es una realidad

El reciente progreso potenciado por las soluciones equipadas con tecnologías de Intel nos demuestra que la inteligencia artificial proporciona un buen tratamiento médico

Por Navin Shenoy

En el inmenso mundo del big data, la inteligencia artificial (IA) aún promete proporcionar una enorme capacidad de transformación.  Todo – desde la fabricación al transporte, la venta minorista o la educación – se verá mejorado con la aplicación de esta tecnología.  Pero en ningún lugar vamos a observar ese poder transformador como en la sanidad, un terreno que nos interesa a todos sin excepción.

Solo tenemos que imaginar lo que supondría poder predecir dónde se va a producir la próxima epidemia y poder detenerla antes de llegar a afectar a las personas. Si pudiéramos examinar zettabytes de datos para encontrar los individuos que tienen un mayor riesgo de enfermar para, de forma rápida y precisa, evitar que eso ocurra. Si el tratamiento y la gestión de una enfermedad crónica pudiera personalizarse tanto que cada individuo pudiera contar con un tratamiento especial para producir el mismo resultado positivo. O si pudiéramos reducir drásticamente el tiempo y el coste del descubrimiento de nuevos medicamentos para comercializarlos lo antes posible. ¿Te imaginas si pudiéramos hacer todo eso ahora?

Gracias a la inteligencia artificial y al trabajo de Intel y sus partners, ya podemos conseguirlo.

Impacto real en la actualidad

Hay un mito habitual sobre la inteligencia artificial en sanidad como algo de ciencia ficción – Pensemos en las máquinas que pueden diagnosticar enfermedades y prescribir un tratamiento sin precisar la participación de un médico.  Pero eso no es solo algo muy improbable, sino que incluso no se acerca a los mejores ejemplos de cómo se está utilizando la IA en la sanidad actual.

Intel y sus partners del sector sanitario – incluyendo GE HealthcareSiemensSharp Healthcare, el Broad InstituteUCSF y la Mayo Clinic – están utilizando con éxito en estos momentos soluciones basadas en IA, desde los centros administrativos a las consultas médicas, desde los servicios de emergencia a las salas de estar de los hogares.  Entre los clientes con los que colaboramos estrechamente en este campo, podemos destacar los siguientes:

Montefiore Medical System: Utiliza modelos prescriptivos para identificar pacientes que corren riesgo de sufrir fallos respiratorios, para que el personal sanitario pueda actuar tras las alertas recibidas para realizar intervenciones puntuales que pueden salvar vidas y ahorrar recursos.

Stanford Medical: Utiliza la IA para mejorar la reconstrucción de imágenes obtenidas mediante resonancia magnética para proporcionar imágenes completas en un minuto, cuando antes podían precisar una hora, eliminando así el riesgo de las intubaciones y la sedación en pacientes pediátricos durante este tipo de pruebas de imagen.

ICON plc: En vez de confiar únicamente en complicadas visitas a la clínica y en agendas en papel, el uso de datos clínicos extraídos de sensores y de dispositivos ponibles permite valorar con más rapidez el impacto de nuevas terapias en las pruebas clínicas.

AccuHealth: Usa monitorización en casa junto a la extracción de datos y modelos predictivos para identificar los cambios preocupantes en pacientes con enfermedades crónicas, para facilitar una intervención sanitaria antes de que empeoren y se agrave la enfermedad.

Mejor salud en el futuro

Pero el triunfo de la inteligencia artificial en sanidad no es ineludible.  En la actualidad, un hospital medio genera 665 terabytes de datos al año1, aunque la mayoría de estos datos no tienen ninguna utilidad. Al menos un 80% de los datos de los hospitales son no estructurados2, como las notas, los vídeos y las imágenes clínicas. Los historiales médicos electrónicos (Electronic medical records, EMR) son un sistema de registro obligatorio, aunque no se utilizan para obtener el máximo provecho de esta información. Solo con la IA podremos aprovechar al máximo los datos sanitarios para crear un sistema de conocimientos.

El uso de sistemas sanitarios para mejorar el acceso a estos datos podría resultar de gran ayuda. Los gobiernos también tienen un papel importante a la hora de ofrecer incentivos apropiados y un claro marco normativo para la distribución de los datos.  Estamos de acuerdo con la reciente propuesta de la Casa Blanca para proporcionar a los pacientes el control y la propiedad de todos sus datos sanitarios, permitiéndoles permanecer en manos de los usuarios en todo momento, en vez de encontrarse almacenados en las consultas de los doctores, en las clínicas y en los hospitales.

La nueva tecnología también puede ayudar en este terreno.  Por poner un ejemplo: los investigadores de Intel están realizando grandes esfuerzos para obtener métodos prácticos para el desarrollo del cifrado homomórfico, un método que permitirá a los sistemas informáticos realizar cálculos basados en información cifrada sin necesidad de descifrarla previamente. Este tipo de descifrado podría permitir a los investigadores el uso de datos de forma segura y privada, proporcionando al mismo tiempo unos resultados esclarecedores.

Aún tenemos mucho trabajo por hacer, pero Intel se encuentra en una posición privilegiada para ayudar a las organizaciones sanitarias a lograr éxito en sus iniciativas. Los datos que surgen de las actividades sanitarias representan una enorme cantidad de información – las imágenes, un listado cada vez mayor de actividades “ómicas” (genómica, proteómica, etc.), vídeos –  y esto va a precisar un plan de almacenamiento y unas redes capaces de ocuparse de la velocidad, la latencia y la fiabilidad necesarias.  Hemos estado investigando junto a nuestros partners la creación de los sistemas apropiados – para datos, almacenamiento, redes y para toda la infraestructura – desde el extremo de la red a la nube y en todas las etapas intermedias. Con los avances en nuestro hardware y con las optimizaciones de los marcos populares de aprendizaje profundo, los procesadores escalables Intel Xeon ofrecen un 198 más rendimiento en inferencias y un 127 más rendimiento en entrenamiento que las generaciones anteriores3. Gracias a estas ventajas, la plataforma Xeon ocupa un papel destacado en muchas de las cargas de trabajo para IA que ya son realidad en la actualidad, porque es la más apropiada para muchas aplicaciones de inteligencia artificial y aprendizaje profundo en sectores como, por ejemplo, el sanitario.

Pero el hardware, el almacenamiento y las redes no son suficientes por sí mismos.  También necesitamos obtener el máximo provecho de la experiencia incomparable de los científicos especializados en datos, de los desarrolladores de software, de los expertos del sector y de los partners del ecosistema, para ocuparnos de la IA en todas las etapas de los servicios sanitarios. Dentro de los esfuerzos para ampliar nuestra experiencia con la IA, hemos puesto en marcha la Intel AI Academy, un lugar que ofrece materiales de aprendizaje, herramientas comunitarias y tecnologías para impulsar los avances basados en inteligencia artificial.  Con más de 250.000 participantes mensuales, me gustaría invitarte a unirte de forma gratuita a esta iniciativa.

Me siento realmente afortunado de trabajar en una compañía como Intel, que se compromete a potenciar las soluciones basadas en IA para ocuparse de algunos de los mayores retos de nuestro tiempo, incluyendo los sanitarios.  También me enorgullece dirigir el equipo que va a hacer realidad estos objetivos.

Navin Shenoy es vicepresidente ejecutivo y director general del Data Center Group en Intel Corporation.

1Fuente: http://www.netapp.com/us/media/wp-7169.pdf
2Fuente: http://www.zdnet.com/news/unstructured-data-challenge-or-asset/6356681
3Fuente: Configuración: Rendimiento de la AI – Software + Hardware
INFERENCIAS obtenidas con FP32 Batch Size Caffe GoogleNet v1 256 AlexNet 256.
Las estimaciones del rendimiento se obtuvieron antes de la implementación de los recientes parches de software y de las actualizaciones del firmware para ocuparnos de las vulnerabilidades conocidas como “Spectre” y “Meltdown”.  La implementación de estas actualizaciones puede hacer que estos resultados no se consigan con tu dispositivo o sistema. El software y las cargas de trabajo usadas en las pruebas de rendimiento pueden haber sido optimizadas para ofrecer resultados solo para microprocesadores Intel. El software y las cargas de trabajo utilizados en las pruebas de rendimiento pueden haber sido optimizados para rendimiento solo con el uso de microprocesadores de Intel. Las pruebas de rendimiento como, por ejemplo, SYSmark y MobileMark, se evalúan usando sistemas informáticos, componentes, software, operaciones y funciones específicos. Cualquier cambio en uno de estos factores podría causar una variación en el resultado. Debería consultar otra información u otra prueba de rendimiento para ayudarle a evaluar totalmente la compra que desea realizar, incluyendo el rendimiento de ese producto cuando se combina con otros productos. Para más información, visita http://www.intel.com/performance.
Fuente: Valoraciones de Intel a fecha de junio de 2017-  Aviso sobre la optimización: Los compiladores de Intel pueden (o no pueden) estar optimizados al mismo nivel para microprocesador que no son de Intel y para optimizaciones que no son exclusivas para microprocesares de Intel. Entre esas optimizaciones de incluyen los conjuntos de instrucciones SSE2, SSE3 y SSSE3 y oras optimizaciones. Intel no garantiza la disponibilidad, las prestaciones o la efectividad de cualquier optimación en microprocesadores no fabricados por Intel. Las optimizaciones dependientes del microprocesador en este producto se han diseñado para su uso con microprocesadores de Intel.  Ciertas optimizaciones no específicas para microarquitecturas de Intel se reservan para los microprocesadores de Intel.  Por favor, consulta las Guías del Usuario y de Referencia para los determinados productos para más información relacionada con el conjunto de instrucciones específicas a las que se refiere esta nota.

 

Acerca de Intel

Intel (Nasdaq: INTC) es un líder de la industria que crea tecnologías que cambian el mundo al permitir el progreso global y enriquecer la vida de las personas. Inspirados por la Ley de Moore, trabajamos continuamente para avanzar en el diseño y la fabricación de semiconductores para ayudar a abordar los mayores desafíos de nuestros clientes. Al incorporar inteligencia en la nube, la red, el edge computing y todo tipo de dispositivos informáticos, liberamos el potencial de los datos para transformar las empresas y la sociedad para mejor. Para obtener más información sobre las innovaciones de Intel, visite newsroom.intel.es e intel.es.

© Intel Corporation. Intel, el logotipo de Intel y otras marcas de Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o sus subsidiarias. Otros nombres y marcas pueden ser propiedad de otras compañías.